Revista Quercus: Reseña Altitud en vena, por Américo Cerqueira

Como venía diciendo uno decide empezar a lanzar botellitas al mar con mensajitos dentro. O a tirar semillas por todo tipo de terrenos. O a echar la caña de pescar en el océano.

Y casi nunca pasa nada. Hasta que pasa.

Me topo con una reseña de Altitud en vena en el Rincón del Librero, una sección de la revista Quercus para dar a conocer novedades literarias.

Resulta que ese libro es mío, y lo ponen por las nubes.

Entonces uno decide, instantáneamente, que va a seguir haciendo lo que le gusta. Lanzar botellitas al mar, sembrar secuoyas en el desierto, decirle a esa chica imposible que te gusta, tirar la caña al océano.

Y que, pase lo que pase, no va a dejar de remar.

Porque al final, cuando uno hace lo que le gusta, siempre gana.

Esta es la reseña de Américo Cerqueira, de la Tienda del Museo de Ciencias Naturales de Madrid, sobre Altitud en vena.

 Blog_373

Montañas y felinos

Gracias a un cliente, circunstancia siempre agradable, me enteré de la existencia de este libro, un auténtico hallazgo que no es fácil de encontrar en las librerías por lo limitado de su distribución. En el verano de 2010, Jaime Martínez Valderrama, ingeniero agrónomo en la Estación Experimental de Zonas Áridas de Almería (CSIC) y experto viajero montaraz, junto al biólogo José María Gil y otros amigos zoólogos, no menos curtidos en andanzas montañeras, se internan en la remota región de Ladakh, entre las cordilleras del Himalaya y del Karakorum, para encontrar y fotografiar mediante cámaras-trampa al esquivo leopardo de las nieves y a la rarísima subespecie del lince boreal del Himalaya, de la cual no se tienen noticias desde hace unos 30 años. Lo consiguen, y este es el agradable relato de sus aventuras, directo y eficaz.

Es notable el sencillo y divertido pulso narrativo del autor. No en vano, la historia empieza con el recurso literario “in media res” con un primer capítulo muy potente. No esperen encontrar aquí un remedo del inigualable Peter Matthiessen o del sutil y elegante Colin Thubron,
todo va más encaminado a la descripción inmediata de los hechos y no es nada fácil mantener, durante casi doscientas páginas de lenguaje franco, la sorpresa y la tensión… Bueno, la promesa del avistamiento de los dos esquivos felinos, ayuda mucho.
El correcto desarrollo de la narración en los libros de viajes, en especial los del extenso subgénero “himalayista”, inevitablemente descriptivos del panorama exterior que se recorre y del paisaje interior que va madurando en el narrador andante, no es cosa sencilla. No, no es tarea fácil escribir correctamente, comunicar y añadir el profundo bagaje cultural de un Paul Theroux, o la amabilidad ingenua de un Paddy Leigh Fermor, por citar algunos de los grandes viajeros literatos. Lo fácil es caer en el tedio repetitivo de las descripciones pesadas, en el cúmulo cargante de la adjetivación excesiva y en otros vicios favorecidos por la grandiosidad de lo indescriptible. Pero no es el caso de Valderrama.

Casi todos viajamos, pero no todos somos viajeros; de la misma manera algunos escribimos asiduamente pero, tristemente, no somos escritores. Y en este punto disiento con el autor: vean su excelente blog Dando Bandazos (jmvalderrama.com), que complementa perfectamente a su libro. Tampoco es lector el que solamente lee. Se escribe y se lee con el corazón, con la pasión y con la inocencia… y con oficio.

Por Américo Cerqueira

Altitud en vena
J.M. Valderrama
Autoedición, 2014.
180 páginas. 22 x 14’5 cm.
No ilustrado, salvo dos mapas de localización al comienzo. Encuadernación en rústica fotográfica, con solapas, algo mejor de lo habitual.
PVP con IVA: 12’00 €


"Escribo como terapia. Para entender el mundo. Intento aprender a escribir. Me enseño a escribir. Está claro que soy escritor. Porque escritor es el que escribe." J.M. Valderrama

jmvalderrama:


4 Comentarios

  1. Alfonso

    6 abril, 2015
    / Responder

    ENHORABUENA NOVELISTA!!!

  2. patricia lasrozas

    6 abril, 2015
    / Responder

    Qué alegría!!!! Muy bien!!!

  3. Enhorabuena máquina, no es para menos, tú y tu libro os merecéis eso y más!

  4. pablo millan

    9 abril, 2015
    / Responder

    Enhorabuena!!! Un libro estupendo de un autor cojonudo!!!


¿Quieres compartir tus opiniones?

Tu dirección email no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responder a pablo millan Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.