Primavera

11 abril, 2014 / Relatos / 0 Comentarios

Comenzaron a salir hormigas por las comisuras de la casa; aquellas que el frío mantenía selladas.

Aparecieron también, como por generación espontánea, moscas del vinagre. Que no se apiadaban de los racimos de plátanos. De las naranjas. Hasta entonces con un aire de bodegón vetusto.

Es la tibieza. Es el reclamo de la tibieza.

Tampoco se contienen los capullos verdes, acorazados, que tras una racha de dos o tres noches templadas se atreven a reventar en colores del todo inesperados.

Es un estado febril. Es un estado que va decididamente al máximo. Con todas sus consecuencias. >>seguir leyendo