Nota de amor, de admiración

Hay algo, o mucho, de impostor en esto de escribir. Pretender que un puñado de palabras te suplanten funciona bien en la distancia, manteniendo un contacto esporádico, puede que regular, pero nunca rutinario. Mi coartada de admirador incondicional se desploma al atravesar el filtro del matrimonio, de la paternidad, cuando aflora el mal humor, la irracionalidad del enfado perpetuo. Ese rancio orgullo castellano que afronta los golpes de la vida a base de armaduras oxidadas en campos de batalla corrompidos por la humedad tropical y el abrasador sol de agosto.

Empeños condenados al fracaso que reverberan en ese personaje narcisista obstinado en abrazar la nostalgia del pasado. Ajeno, absurdamente ajeno, al maravilloso presente que le envuelve con un cariño y una paciencia propia de la acogedora costa que recibe a un náufrago desabrigado y hambriento.

Acostumbrada a los temporales, eres sabia en el manejo de los despropósitos y las injusticias que reparte la vida de la manera más azarosa que uno pueda imaginar. Sin un ápice de cordura al que aferrarse.

Como no quererte, como no volver a intentar epístolas aunque estén condenadas a arder de vergüenza en la llama de mis incoherencias, como no apostarlo todo, sin dudarlo, a la mujer más bondadosa que, en lugar de esgrimir palabras, pregonar principios, dedica todo su tiempo a consolidar mediante hechos, actos tangibles, una forma de ser. Amar y curar, esas son tus señas de identidad.

Como no quererte siempre.


"Escribo como terapia. Para entender el mundo. Intento aprender a escribir. Me enseño a escribir. Está claro que soy escritor. Porque escritor es el que escribe." J.M. Valderrama

jmvalderrama:


9 Comentarios

  1. alfonso girón

    15 febrero, 2019
    / Responder

    muy bueno, claro que sí.

  2. Paula

    15 febrero, 2019
    / Responder

    Gracias!
    Maravilloso, como todo lo que escribes. Seguiremos luchando juntos contra el tiempo, autor de todos los derrumbes, el que arrasa y devasta. Él es lo permanente y nosotros sus transitorios. Pero no permitiremos que la vida nos pase a nosotros sin vivirla.
    Gracias, escritor, científico, compañero de vida, amante, amigo... por ser y estar.

    • jmvalderrama

      15 febrero, 2019
      / Responder

      Detrás de una gran mujer hay un hombre que tiene que estar a la altura. Sigo tu estela amor.

  3. Jose Luis Díaz

    15 febrero, 2019
    / Responder

    Buen escritor, para mí, es aquel que a través de sus lineas escritas, tiene la capacidad de conectar sus sentimientos, sus vivencias, con el lector para que este piense que es el protagonista. En tu caso, los escritos científicos o profesionales, son de alta calidad, pero lo son también cuando quieres expresar sentimientos. Enhorabuena.

    • jmvalderrama

      15 febrero, 2019
      / Responder

      Muchas gracias compañero

  4. Manuel L Acosta

    18 febrero, 2019
    / Responder

    Ese es el reflejo de muchas vidas. Algunas cosas sólo se aprecian en su medida cuando se pierden.

    • jmvalderrama

      3 marzo, 2019
      / Responder

      Gracias por el comentario. Es cierto, hay que tratar de apreciarlo en el momento, pero muchas cosas solo las vemos con cierta perspectiva y distancia temporal.

  5. Juan Carlos

    19 febrero, 2019
    / Responder

    Una auténtica muestra de sensibilidad y amor Genial Jaime!!!!

    • jmvalderrama

      3 marzo, 2019
      / Responder

      Muchas gracias Juan Carlos, siempre tan atento, siempre tan cercano


¿Quieres compartir tus opiniones?

Tu dirección email no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.